viernes, 16 de septiembre de 2011

Sigue avanzando

La contundencia para sacar dos goles de diferencia en su mejor momento del partido le permitieron a Unión imponerse 2-1 y eliminar anoche a Alvarado de la Copa Argentina de fútbol.

por Sebastían Arana
El conjunto de Zwicker, de este modo, avanzó a la cuarta ronda. Nicolás Gatto y Miguel Alba, de penal, señalaron los tantos de los dirigidos por Marcelo Zwicker. Descontó Christovao, cerca del final, también con una ejecución desde los once metros. En los últimos seis minutos el árbitro Andrés Merlos expulsó tres jugadores. Y acaso debió haber echado alguno más.
Máxima utilidad le sacó Unión a su momento favorable del primer tiempo. Al principio, le costó acomodarse frente a un rival que peleó cada pelota como si fuera la última, que propuso un partido de roce, de dientes apretados.
Más luchada que jugada, a la primera parte del partido no le sobraron situaciones de riesgo. Apagado Cornejo en la primera parte, Alvarado dependió casi exclusivamente de las corridas de Juan Sosa, su delantero más peligroso. Con Aguirre recostado sobre la izquierda, a Unión también le costó manejar la pelota.
Hubo que esperar un cuarto de hora para una jugada de peligro. Y la protagonizó Sosa, quien desbordó a fondo por la derecha, apiló a dos rivales y prefirió el remate al arco al primer palo, y desviado, en lugar del centro atrás.
Unión respondió un minuto después con un centro de Alba, que Tambussi, en su intento por despejar, cabeceó contra su propio arco y casi le da un disgusto a Chiappa.
El partido comenzó a cambiar promediando la etapa, cuando los mediocampistas de Unión trocaron sus posiciones y Aguirre jugó más libre delante de ellos. Así el conjunto de Zwicker ganó en claridad y precisión. Y a los 32', en su primera llegada realmente clara, llegó al gol. Luis Vega se proyectó por su lateral y envió un centro pasado perfecto. Ischia falló en el cierre, Gatto saltó a sus espaldas y cabeceó cruzado y de pique al suelo, inatajable para Chiappa.
Con la ventaja, Unión se afirmó en su dominio. Aunque pasó un par de sustos por fallas defensivas propias. A los 34?, Erviti se encontró con un despeje fallido y conmovió el ángulo con un potente derechazo. Y dos minutos después, Herrera pifió en el fondo y Sosa se fue ?derechito? hacia Suárez. Pero prefirió patear al arco en lugar de darle el pase al medio a Petti y desperdició una chance muy favorable.
Después de ese par de sobresaltos, Unión terminó afirmado en el partido. A los 40? Alba desbordó por la derecha y envió un centro fuerte y rasante, Flamenco se lo llevó por delante y Chiappa salvó providencialmente con un manotazo y con la ayuda del travesaño.
Tres minutos más tarde, el equipo de Zwicker dio el golpe de nocaut. Gatto encaró pie a pie a Esquivel, lo eliminó y el ex San Lorenzo lo tocó en el tobillo cuando se metió en el área. Merlos dio el penal y Alba lo convirtió con un remate cruzado y a media altura.
Unión terminó seguro el primer tiempo y Alvarado, descontrolado, golpeando sin ton ni son. Christovao "atendió" muy fuerte a Alba sobre la mitad de la cancha y Merlos le perdonó la vida con nada más que una amonestación.
Con el 2-0, los de la calle 9 de Julio prefirieron meter el partido en el freezer. Y, en definitiva, casi lo pasan de frío. Aguirre se volvió a estacionar por la izquierda y así Zwicker rearmó la línea de cuatro volantes para no sufrir sobresaltos.
Murúa, por su parte, metió un delantero más (Eric Dierckx) con la intención de encontrar la profundidad que su equipo no tuvo en la primera parte. Pero tres puntas, sin abastecimiento detrás, pueden ser totalmente inútiles. Eso fue lo que pasó.
Los delanteros de Alvarado se quitaron espacios y terminaron anulados. Y Unión hizo la plancha. Se conformó con que no lo lastimaran.
Sólo Cornejo, bastante recuperado en relación al primer tiempo, cuando se recostó contra la izquierda, generó algo de peligro con su intención de buscar siempre el arco.
No pasó nada en casi todo el complemento. Pero Merlos (él y muy pocos más) advirtió una falta sin pelota de Luis Vega cuando un centro viajaba varios metros sobre las cabezas de todos y cobró un penal que convirtió Christovao. Y el propio Vega se fue expulsado por doble amonestación cuando todavía restaban seis minutos.
El final, entonces, fue dramático. Sin embargo, Alvarado pegó todavía más de lo que había pegado antes y, en lugar de meter más presión, sufrió las expulsiones de Esquivel y Villalba, este último por una patada criminal a Ceballos.
De todos modos, tuvo el empate en el final. Pero Dierckx se lo perdió en la boca del arco luego de que un tiro libre de Christovao sobrara a toda la defensa.
Unión, con más susto del que se preveía un rato antes, pasó una nueva instancia de esta Copa Argentina.
Formaciones
Alvarado (1): Chiappa (5); Esquivel (5), Leonardo Tambussi (5), Flamenco (5) y Junior Ischia (5); Erviti (5), Christovao (5) y Esponda (4); Cornejo (6); Juan Sosa (6) y Petti (4). DT: Luis Murúa.
Unión (2): Aldo Suárez (6); Laureano Tello (5), Facundo Vega (6), Maximiliano Herrera (6) y Luis Vega (6); Seri (6), Alessandroni (5), Luengo (5) y Alejandro Aguirre (7); Miguel Alba (6) y Gatto (7). DT: Marcelo Zwicker.
Goles: en el primer tiempo, 32' Gatto y 43'Alba, de penal; en el segundo tiempo, 39' Christovao, de penal.
Cambios: en el primer tiempo, 35' Ezequiel Villalba (4) por Tambussi; en el segundo tiempo, en el inicio, Nicolás Pautasso (5) por Erviti y Eric Dierckx (5) por Esponda , 24' Ezequiel Ceballos por Alba, 30' Federico García por Seri y 40' Lamolla por Aguirre.
Incidencias: en el segundo tiempo, 39' expulsado Luis Vega, 43' expulsado Esquivel y 45' expulsado Villalba.
Cancha: Estadio José María Minella (buena).
Arbitro: Andrés Merlos (4), de Tandil.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
| |